TRATA DE MUJERES

La trata es una forma de violencia de género

La trata de personas representa una de las violaciones más graves de los derechos humanos, y afecta a miles de personas. Pese a su magnitud, hasta ahora se consideraba como una serie de hechos aislados y no como un problema estructural, cuyo origen está en las difíciles condiciones de vida en los países menos desarrollados y la desigualdad existente entre mujeres y hombres.

La trata de personas con fines de explotación sexual afecta mayoritariamente a mujeres y niñas, siendo una manifestación de la violencia de género que convierte a sus víctimas en objetos de comercio, que las desposee de todos sus derechos humanos.

Abordar la trata de personas con fines de explotación sexual desde una perspectiva de género resulta imprescindible, pues solo entendiendo que la discriminación de las mujeres, la feminización de la pobreza, la división sexual del trabajo y de las estructuras sociales que dificultan el acceso de las mujeres a la educación, la salud, al empleo y a los recursos, son los elementos que provocan y sostienen esta situación, será posible también diseñar mecanismos adecuados que contribuyan a su persecución, prevención y atención de las víctimas.

¿Cómo detectar si una mujer es víctima de trata?

Las personas víctimas de trata con fines de explotación sexual se encuentran a menudo, en la calle o en establecimientos de comercio sexual como:

Zonas o clubes donde se ejerce la prostitución

Bares o clubes de desnudismo

Casas de producción de pronografía

Agencias de chicas de compañía (incluidos pisos o chalets de acceso a clientes de “alto standing”)

Indicios generales de trata

Carencia de documentos de identidad (en especial el pasaporte) y de inmigración (visados, permisos de residencia, etc.). También puede darse el caso de que tenga documentos falsos

Ausencia o escasez de dinero, sin ningún tipo de control sobre él, ya que es controlado por el tratante o proxeneta

Incapacidad de mudarse a otro sitio o dejar su trabajo

Desconocimientos del entorno

Aislamientos de sus familiares y miembros de su etnia o comunidad religiosa

Incapacidad de comunicarse libremente con amigos o familiares

Coste excesivo pagado por su viaje, normalmente pagado en forma de deuda

Aislamiento social: limitación del contacto con personas ajenas a los tratantes, o establecimiento de medidas para vigilar todo contacto o para garantizar que éste sea sólo superficial

Incapacidad o dificultades para comunicarse en el idioma del país en el que se encuentra, particularmente, si su estancia es ya prolongada en él

Sufrimiento de abusos verbales o psicológicos con el fin de intimidar, degradar o atemorizarla

¿Qué debes saber si eres víctima de trata?

Información

Ser informada de tus derechos y de los recursos disponibles, en un idioma que conozcas

Retención

No ser retenida, aunque hayas entrado ilegalmente en el país de tránsito y destino o porque hayas participado en actividades ilícitas, siempre que esa participación sea consecuencia directa de tu situación de víctima de trata

Asistencia

Recibir asistencia sanitaria y atención psicológica sin restricciones y con respeto de tu intimidad, dirigida a tu recuperación e inserción socio-laboral

Hospedaje

Acceder a un alojamiento seguro y adecuado a tus necesidades

Asilo

Solicitar el asilo en España, si existe temor de persecución en tu país de origen

Seguridad

Denunciar o no a los responsables de la trata y en ese caso obtener condición de "testigo protegido" con garantía de tu seguridad y la de tus familiares, y otras personas cercanas que puedan correr peligro, así como obtener los correspondientes permisos

Proyecto Asteria

El Proyecto Asteria parte de la necesidad actual de visibilizar y denunciar socialmente la Trata de Mujeres con fines de explotación sexual como una forma de violencia contra las mujeres que vulnera los Derechos Humanos.

Está subvencionado por el IMEX y desarrollado en la provincia de Badajoz por la Asociación de Mujeres Malvaluna y en la provincia de Cáceres por ADHEX. Comenzó formalmente en abril de 2009.

Objetivos del Proyecto Asteria

Sensibilizar e informar a la ciudadanía extremeña para promover reacciones de “tolerancia cero” contra los actos delictivos relacionados con la trata de mujeres con fines de explotación sexual

Asegurar la asistencia y protección a las mujeres víctimas de la trata, garantizando la protección de sus derechos e intereses.

Conocer la realidad de la trata de mujeres con fines de explotación sexual en el territorio extremeño

Identificar la trata de mujeres con fines de explotación sexual como una manifestación de la violencia de género

Integrar la lucha contra la violencia sexista dentro de una perspectiva más amplia: la defensa de los derechos humanos, ayudando a descubrir que estos problemas perjudican no sólo a sus víctimas más visibles sino a toda la sociedad

Potenciar la formación especializada en trata de mujeres con fines de explotación sexual de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, profesionales de la Sanidad Pública de la Comunidad y de profesionales de Juzgados de lo Penal.