¿Qué es la conciliación?

Conciliar es hacer compatibles los diferentes espacios y tiempos de nuestras vidas: el personal, el familiar, el social y el laboral. La conciliación permite a hombres y mujeres responsabilizarse con equilibrio de las tareas familiares y laborales y disponer de tiempo personal y de ocio, haciendo uso de nuestros derechos y obligaciones por igual.

¿De quién depende?

La conciliación afecta a toda la sociedad en su conjunto. Por lo tanto, depende de la participación de todos sus agentes sociales: las Administraciones públicas, los sindicatos, las empresas y organizaciones laborales, y las trabajadoras y los trabajadores.

¿Por qué es necesaria la conciliación?

  • Contribuye a crear una sociedad basada en la calidad de vida de las personas
  • Ayuda a generar y mantener empleo para hombres y mujeres
  • Promueve una sociedad en la que hombres y mujeres tienen las mismas oportunidades, con los mismos derechos y obligaciones
  • Mejora la productividad y rendimiento laboral
  • Se consolida un reparto equilibrado de las responsabilidades familiares entre hombre y mujeres

Beneficios de la conciliación para la empresa

  • Mejora del clima laboral
  • Se aprovecha la experiencia, cualificación, aptitudes y actitudes de todas las personas, hombre y mujeres
  • Se mejora la productividad
  • Aumenta el compromiso de los trabajdores y trabajadoras con la empresa
  • Se mejora la imagen social de la empresa

Beneficios de la conciliación para hombres trabajadores

  • Se dispone de más tiempo personal y de pareja
  • Se disfruta de la crianza de los hijos e hijas y se participa en su desarrollo
  • Se comparte la responsabilidad del sustento económico de la familia
  • Se mejoran los hábitos de cuidado para uno mismo y los demás
  • Se obtiene mayor autonomía doméstica

Beneficios de la conciliación para mujeres trabajadoras

  • Se dispone de más tiempo para otros ámbitos de la vida (social, de ocio y personal).
  • Posibilita una mayor participación social
  • Se reduce el estrés y mejora la calidad de vida
  • Se posibilita la promoción laboral

Hombres y mujeres nos convertimos en modelos de igualdad para nuestros hijos e hijas haciendo posible una ciudadanía responsable.