Ser tratada con dignidad es un derecho de toda persona trabajadora, que se ve violada cuando una persona esta acosada sexualmente o por razón de su sexo, cuyas víctimas suelen ser mujeres debido al sistema patriarcal en que vivimos. La consideración del acoso sexual y del acoso por razón de sexo como actos discriminatorios y por tanto, contrarios al principio de igualdad de trato entre hombres y mujeres, hace incuestionable la necesidad de establecer mediadas y estrategias que hagan efectiva la igualdad de hombres y mujeres en el trabajo y erradiquen las conductas contrarias a la dignidad de las mujeres.

¿Qué es el acoso sexual?

El acoso sexual es cualquier tipo de comportamiento verbal o físico, de naturaleza sexual que tenga el propósito o produzca el efecto de atentar contra la dignidad de una persona, en particular cuando se crea un entorno intimidatorio, degradante u ofensivo mediante actitudes.

¿Qué es el acoso por razón de sexo?

Constituye acoso por razón de sexo cualquier comportamiento realizado en función del sexo de una persona, con el propósito o el efecto de atentar contra su dignidad y de crear un entorno intimidatorio, degradante u ofensivo. Es una conducta discriminatoria que pretende, mediante continuas referencias al sexo, incomodar, excluir y mantener la diferencia laboral. Cuando se produce una situación de acoso por razón de sexo se crea un entorno laboral intimidatorio, hostil o humillante para la persona que lo sufre.

¿Qué actitudes y conductas constituyen acoso sexual y acoso por razón de sexo?

El acoso es un comportamiento complejo que se manifiesta de diversas formas directas e indirectas, de gravedad e intensidad variable, aisladas o continuadas.

Conductas que nos indicarían acoso sexual:

  • Miradas, gestos lascivos, presiones para salir o invitaciones sexuales
  • Contacto físico de carácter sexual, manoseos, sujetar o acorralar, generalmente acompañados de comentarios o gestos ofensivos
  • Requerimiento de favores sexuales, acompañado de promesas explicitas o implicitas de un trato preferencial si se accede al requerimiento o bien de amenazas en caso de no acceder.

Manifestaciones que indican acoso por razón de sexo:

  • Bromas sobre el sexo o abuso del lenguaje con comentarios sobre la forma de vestir, el embarazo, la apariencia física o con algunas observaciones sugerentes y desagradables, chistes, piropos, conversaciones de contenido sexual
  • Uso de material pornográfico en el centro de trabajo
  • Determinadas “decoraciones” del centro de trabajo con la exhibición de carteles o fotografías de contenido sexual

¿Qué consecuencias tiene para la persona acosada?

Repercusiones osbre la salud física:

  • Trastornos alimentarios, fatiga, insomnio, dolores de cabeza, problemas digestivos, dermatológicos…

Efectos en la salud emocional:

  • Tristeza, ganas de llorar aparentemente sin motivo, irritabilidad, ansiedad, estrés, incertidumbre, impotenica, dudas e indecisiones por bloqueo emocional, périda de la confianza y autoestima, falta de concentración, visión pesimista de futuro…

Estas consecuencias producen a nivel laboral:

  • Ausenicas en el trabajo, bajas por enfermedad y abandono o dimisiones forzadas del traajo y una disminución considerebale en la efectividad en el desempeño del trabajo.

¿Qué consecuencias tiene para la empresa?

Son situaciones que afectan direntamente a la rentabilidad de la empresa, debido a la disminución de la productividad, ausencias, bajas laborales o dimisión del empleo por parte de la persona acosada.

Por otro lado, estas situaciones tienen efectos devastadores en el clima laboral de la empresa. Además, si la empresa consiente un clima de tolerancia hacia el acoso sexual, su imagen, tanto interna como externa, puede verse dañada.

Consulta el marco legislativo que afecta al acoso sexual y al acoso por razón de sexo.