La Asociación de Mujeres Malvaluna ha dado por iniciado su proyecto de educación para la ciudadanía global: “Mujeres ALIANZADAS y saberes feministas como estrategia de cambio ante las crisis globales” que pretende identificar, reconocer y compartir las estrategias desarrolladas por colectivos de mujeres feministas en contextos adversos.

La crisis sanitaria provocada por el coronavirus; el incremento de los discursos antiderechos y la violencia de regímenes totalitarios son algunos de los escenarios que amenazan los derechos y la vida de las mujeres defensoras de derechos humanos.

Temas sobre los que el proyecto pretende sensibilizar a la población extremeña ante las consecuencias negativas de las crisis en los derechos humanos de mujeres y niñas para ampliar la «conciencia crítica de las mujeres y jóvenes de la Comunidad Autónoma de Extremadura sobre la vulneración de los Derechos Humanos de las mujeres y niñas de Nicaragua, Colombia y Extremadura-España desde un enfoque feminista».

LAS ACCIONES DE ALIANZADAS

Al ser un proyecto que promueve la ciudadanía global entre sus primeras acciones se encuentra el crear «redes feministas para compartir estrategias y saberes comunes que aporten al empoderamiento, la resiliencia y la transformación de las mujeres ante las situaciones de crisis».

Esta acción se verá materializada en el diseño y la publicación de un Manual con saberes y estrategias feministas que compartirán las mujeres defensoras de derechos de entidades, organizaciones, asociaciones y colectivas de Nicaragua, Colombia y Extremadura-España.

«Se trata de realizar acciones que aporten conocimientos y estrategias para el fortalecimiento de la conciencia crítica de mujeres y jóvenes», dice Marina del Barrio, Técnica de Igualdad de Malvaluna.

Es así que el proyecto incluye, entre sus acciones, un curso formativo sobre Derechos Humanos y sostenibilidad de la vida y la realización de dos Tribunales Internacionales de los Derechos de las Mujeres. Un evento de alto valor simbólico para las defensoras de derechos, pero que  además visibiliza las situaciones de vulneración de derechos.

«Siguiendo la metodología de los Tribunales de los Derechos de las Mujeres de Viena, se someterá a la valoración de las participantes la situación de las mujeres en los países del proyecto (España, Nicaragua y Paraguay) mediante la presentación de casos concretos», explica.

TRIBUNALES SALEN DE MÉRIDA

En esta ocasión, el proyecto establece la realización de los Tribunales Internacional de los Derechos de las Mujeres en las mancomunidades de referencia: Mancomunidad de Trasierra – Tierras de Granadilla y Mancomunidad de Aguas y Servicios de Llerena, ambas una tentación para quienes aman del turismo histórico.